event-single

CONCURSO DE PESCA A LA PESCADILLA DE MAYOR PESO Entrada Paga

La ciudad y el partido de Pinamar se visten de fiesta todos los años para celebrar una de sus más importantes tradiciones; la pesca. Se trata de un concurso en el cual el ganador es aquel participante que saque la pescadilla de mayor peso.

El evento, que en 2019 tuvo su décimo primera edición, es organizado por el Club de Pesca de Pinamar, y ha sido declarado de interés turístico por la municipalidad. El valor de la inscripción al concurso varía si se es socio del Club de Pesca de Pinamar o no; en 2019 la inscripción fue de setecientos pesos , y para quienes no, tenían que abonar novecientos pesos.


El concurso tiene premios muy interesantes, como el del primer puesto, que en 2019 recibió 230 mil pesos. Por otro lado, los segundos, tercer, cuarto, quinto y sexto puesto recibieron 75 mil, 35 mil, 20 mil, 12 mil y 10 mil pesos respectivamente. Del séptimo al décimo puesto el premio fue de ocho mil pesos, del décimo primero al décimo quinto fue de cuatro mil pesos, mientras que del décimo sexto al vigésimo fue de dos mil pesos. Finalmente, los puestos del 21º al 25º tenían la inscripción paga para el siguiente concurso. En caso de que ninguno de los participantes capture un ejemplar de la pescadilla, como sucedió en la edición del 2018, el ganador será el concursante que haya realizado la pesca variada de mayor peso, exceptuando el chucho, que tendrá un premio especial de ocho mil pesos para el que saque el ejemplar de esa especie de mayor peso.

Los orígenes de la ciudad de Pinamar, sede del concurso, se remontan hacia la década del 30’ cuando el ingeniero y arquitecto Jorge Bunge tuvo la idea de facilitar la entrada a estas amplias playas, fundando el pueblo de Pinamar. La idea original consistía en hacer un balneario aprovechando el verde de la naturaleza y aplicando conceptos urbanísticos muy avanzados para la época, creando un lugar de descanso para disfrutar en familia y con amigos. En los comienzos de la década del 40’ comenzó la urbanización del pueblo, realizándose la inauguración de Pinamar como balneario en 1943. Durante los siguientes años se construyeron hoteles y un pequeño centro comercial, se tendieron redes eléctricas y de agua corriente y comenzó la construcción de viviendas permanentes y casas de veraneo. Tal fue el progreso que experimentó la ciudad como centro turístico que en 1978 se creó el partido de Pinamar a partir de la escisión del partido de General Madariaga.