event-single

FIESTA NACIONAL DEL MAR Acceso libre

La Fiesta Nacional del Mar es una celebración de carácter anual que se lleva a cabo en la ciudad de Mar del Plata y con ella se da por inaugurada la temporada turística estival de la ciudad.

La historia de esta fiesta, que en 2019 tuvo su 46º edición, se remonta a febrero de 1910, cuando surgió la idea de coronar a la Reina de Mar del Plata. En esa oportunidad solo podían participar hijas de bañeros y pescadores de la ciudad. Quien resultase electa se la paseaba por la ciudad, junto a su corte de princesas, en una carroza que simulaba ser una nave romana.

La segunda edición tuvo lugar recién en 1932, y después hubo una interrupción hasta 1952, cuando la Dirección Municipal de Turismo comenzó a realizar el auspicio de la elección de Miss Mar del Plata, que se llevó a cabo durante tres años seguidos. Luego hubo otra interrupción hasta 1967, cuando se decidió cambiar el nombre a Reina Provincial del Mar. La trascendencia que iba adquiriendo la celebración era de tal magnitud que en el año 1972 recibió la distinción de ser ascendida al grado de Fiesta Nacional. La ubicación de los festejos fue variando, ya que ha pasado por el Club Náutico, el Hotel Provincial, el Estadio Ciudad de Mar del Plata, el Polideportivo “Islas Malvinas Argentinas”, hasta que a partir de 1984 comenzó a realizarse en el playón de estacionamiento del balneario Las Toscas. Desde su trigésimo séptima edición el evento incorporó ribetes artísticos y se comenzó a montar una comedia musical que recreaba hechos sobresalientes de la historia de la ciudad. 

Mar del Plata fue fundada bajo este nombre en 1874 por Patricio Peralta Ramos en un territorio en el que había funcionado una misión jesuita. Tres años más tarde llegaría a la ciudad el estanciero francés Pedro Luro, quien continuó con la actividad ganadera  y dinamizó su matriz de producción a partir de la incorporación de la agricultura como parte necesaria de un perfil productivo diversificado. Luro también impulsó un programa de viviendas para aquellos que deseaban instalarse en Mar del Plata. Con la llegada del ferrocarril y tras la inauguración del Hotel Bristol, la ciudad se transformó en un gran atractivo turístico para las clases acomodadas de la ciudad de Buenos Aires. A mediados del siglo XX, gracias a diferentes conquistas sociales de las que destaca la reforma en la legislación laboral, Mar del Plata se transformó en un destino turístico accesible para la clase media. En 2005 la ciudad tomó notoriedad ya que fue el escenario de la IV Cumbre de las Américas, donde los pueblos que hoy componen el UNASUR decidieron rechazar, a través del voto de sus representantes, el tratado de libre comercio propuesto por Estados Unidos.