event-single

Enduro de Verano Acceso libre

El enduro es un deporte, modalidad del motociclismo que se practica en campo abierto y también cubierto. Se trata de una carrera tipo rally, en la cual se realizan recorridos por rutas, o etapas, establecidas por la organización en tiempos establecidos.

Todos los años en el mes de febrero se realiza hace más de veinte años una competencia de enduro en el partido de Villa Gessel, que atrae tanto participantes como interesados provenientes de toda la provincia de Buenos Aires y hasta el extranjero.

El Enduro del Verano, que en el año 2020 tuvo su vigésimo séptima edición, es de las carreras de motos y cuatriciclos mas grande de Latinoamerica y top 5 del mundo, con mas de 1300 participantes y que ha sido declarada como una de las 10 carreras mas importantes del mundo.

En el año 2014, se rompió el Record mundial como la carrera de cuatriciclos mas grande del mundo con 594 participantes.

Mas de 150.000 personas viven el evento año a año. Los mejores sponsors y una infraestructura única forman un evento sin igual.

La entrada es libre y gratuita con la colaboración de un alimento no perecedero.

La primera competencia se realizó en el año 1992 en la ciudad de Pinamar. Con el correr de los años la sede del evento fue alternando entre diferentes localidades de la costa atlántica argentina, hasta que en el año 2006 se estableció en la ciudad de Villa Gessel. El circuito natural en el cual se realiza la competencia consta de un recorrido de 12,5km a lo largo de dunas de arena de hasta 45 metros de altura y un tramo a la vera del mar. Dentro de las categorías en las que se puede competir están; motos (niveles principiante, amateur y profesional), ATV o cuatriciclos, veteranos y mujeres.

Villa Gesell es una localidad de la provincia de Buenos Aires y la ciudad cabecera del partido homónimo. Se encuentra en el centro este de la provincia y es un destacado destino turístico. Su historia comenzó en la década de 1930 cuando Carlos Gesell adquirió un conjunto de tierras en la zona y empezó con los trabajos de forestación. De esta manera logró fijar las dunas y creó las condiciones para el establecimiento del poblado. En las siguientes décadas el pueblo se convirtió en una villa balnearia con sus primeros pobladores. No tardarían en aparecer los establecimientos turísticos y para 1970 ya se trataba de un destacado destino de veraneo. La ciudad ofrece diversas propuestas culturales y deportivas durante todo el año, como los encuentros corales del verano y las fiestas invernales del chocolate y la cerveza.