event-single

Festival Cervantino Entrada Paga

Durante una semana del mes de noviembre, Azul se convierte en el escenario de un abanico de actividades culturales, educativas y musicales, algunas relacionadas al autor español Miguel de Cervantes Saavedra.

Las actividades son organizadas por el Comité Directivo “Azul, Ciudad Cervantina (CODACC). El CODACC está integrado por Municipalidad de Azul, Departamento Ejecutivo y Concejo Deliberante, Asociación Española de Socorros Mutuos de Azul, Biblioteca Popular de Azul “Dr. Bartolomé J. Ronco”, Centro Empresario de Azul y un representante de la comunidad. El proyecto de “Azul, Ciudad Cervantina” se fundamenta en la gestión comunitaria compartida entre las instituciones del sector público y privado, impulsando la descentralización funcional de las actividades y el trabajo en red. La constitución de un ente de gestión cultural -el CODACC- permite pensar en una planificación ordenada y a largo plazo de todas las actividades culturales que se desarrollen en el partido de Azul. Algunas de las actividades a disposición son de entrada libre y gratuita, mientras que otras tienen una entrada que en la edición del 2019 estaban alrededor de los trescientos pesos. 

El festival incluye dentro de su programación charlas, jornadas y cursos sobre distintos aspectos educativos y culturales y convoca a artistas de diversas disciplinas: artes visuales, teatro, danzas, música, fotografía, artesanías, cine y diseño.

Los objetivos primordiales a los que apunta la CODACC son incentivar la lectura y promover la capacitación en el área educativa y cultural y constituirse en un evento multiartístico regional, suerte de plataforma de difusión de la producción cultural del centro de la provincia de Buenos Aires.

También es considerado como una forma de involucrar a toda la comunidad y hacerla partícipe de éste acontecimiento, procurando extender por toda la ciudad y localidades aledañas los distintos eventos que en su conjunto darán entidad al Festival, y al mismo tiempo estimular la realización de actividades por parte de las instituciones intermedias de la ciudad.

De alguna manera, otro de los objetivos de los organizadores y la Municipalidad es convertir a Azul en un destino de turismo cultural a nivel nacional e internacional.

Azul se fundó el 16 de diciembre de 1832 con la creación de un fuerte para contener los malones mediante los cuales los propietarios naturales de esas tierras intentaban defenderse de los invasores criollos y europeos. A dicho fuerte se lo llamó Fuerte del Arroyo Azul o Fuerte de San Serapio Mártir del Arroyo Azul. El origen de ese nombre corresponde al idioma de los Pampas, pueblo originario que habitaba la zona antes del desembarco del hombre blanco y que la llamaba Calvu Leovu, que significa Arroyo Azul. Esto se debe a que el arroyo del lugar presentaba una abundancia de forrajera cuyas florecillas brindaban una tonalidad azulada a sus aguas. Estas tierras pertenecieron a los Pampas hasta 1829, año en el que el gobierno de Buenos Aires expidió un decreto para la colonización de la región mediante el establecimiento de una fortaleza militar que tenía la misión de proteger las propiedades de los colonos criollos y europeos. 

Gracias al éxito logrado en términos sociales y económicos hacia 1895, el pueblo, que ya era un destacado centro agrícola-ganadero, fue declarado ciudad en octubre de ese año. En la segunda década del siglo XX ya era una población próspera que, además de desarrollar las industrias del cuero y la carne, fabricaba cerveza, jabones, velas y contaba con un banco formado por capitales locales.