event-single

FIESTA DEL PESCADOR DEPORTIVO Acceso libre

La pesca deportiva tiene un escenario privilegiado en la Laguna de Lobos, en la Provincia de Buenos Aires. La fauna ictícola de la Laguna está compuesta por pejerreyes, tarariras, dentudos, carpas, bogas, mojarras y bagres.

Durante esta festividad los pescadores pueden practicar la captura de ejemplares según la modalidades de costa o embarcado. 

La pesca en la laguna está regulada, con un período de veda entre septiembre y diciembre. La estación hidrobiológica del Club de Pesca de Lobos se encarga de la siembra de peces en la laguna, con el objetivo de mantener el número de pejerreyes estable. De esta manera se busca mantener la práctica de la pesca deportiva sin alterar la fauna y el equilibrio ecológico de la laguna. 

Las actividades de la Fiesta incluyen un certamen de pesca individual embarcado, que en 2020 tuvo una entrada de doscientos cincuenta pesos, pesca en pareja desde el muelle, en el mismo año tuvo entrada de cuatrocientos pesos por pescador, la actividad “Pescando en familia” y una competencia interclubes embarcado, entre otras. La Fiesta se realiza desde 1989 y fue declarada de interés municipal, provincial y nacional. El escenario principal es el club de Pesca de Lobos, que alberga las competencias y también los festejos nocturnos que incluyen espectáculos musicales. 

La Laguna de Lobos se ubica a unos 15km de la ciudad homónima y tiene una superficie aproximada de 800 hectáreas, en una zona de vegetación y fauna abundante y diversa. Se destaca por sus actividades pesqueras pero también se realizan actividades náuticas y otros deportes. 

El origen del poblado se remonta a la época colonial. Hacia 1780 la zona tomó importancia como fortín para las autoridades del Virreinato, que intentaban sostener la frontera agrícola frente a las poblaciones indígenas que habitaban la región. Un tiempo después, durante los primeros años del siglo XIX la familia Salgado recibe tierras en esta zona por parte del Virrey e instala una capilla. Comienzan entonces a afincarse más familias y los vecinos solicitan en 1804 la delimitación de la traza del pueblo. En 1811 se concreta la delimitación con el nombre de Pueblo de San Salvador de la Guardia del Partido de Lobos.