event-single

FIESTA DEL TURISMO TERMAL Acceso libre

La ciudad de Carhué festeja cada enero los atractivos naturales de su región. Esta Fiesta Provincial celebra con numerosas actividades el turismo termal de la zona del Lago Epecuén.

Durante varios días la ciudad de Carhué organiza numerosas actividades con motivo de esta Fiesta. Por la mañana se realiza el Triatlón Cross “Desafío Lago Epecuén”, en las inmediaciones de la Villa Lago Epecuén y en la plaza ecosustentable, impulsado por la Dirección de Deportes del municipio. Las actividades deportivas también incluyen una travesía en kayak por el lago. Por las noches, la Plaza Levalle se vuelve el escenario de un baile popular y de los espectáculos musicales, que en los últimos años contaron con la participación de artistas como Los Pericos y La Delio Valdez. 


Además, durante el día, los almuerzos de camaradería y la firma de convenios de fomento al turismo termal marcan la importancia de la Fiesta para la actividad de la zona.


Carhué es la cabecera del partido de Adolfo Alsina y está ubicada a orillas del Lago Epecuén. La historia de los orígenes de este municipio está marcada por la conquista del territorio indio por parte de los primeros gobiernos argentinos y era considerada la “llave del desierto”. Bajo la presidencia de Nicolás Avellaneda, el ministro de Guerra Adolfo Alsina protagonizó una campaña en la región y, tras el fracaso en la construcción de una zanja que la atravesara, propició la instalación de fortines en Carhué y lo que hoy conforman otras localidades de la zona. Carhué fue fundada el 21 de enero de 1877 por el coronel Levalle, quien le dio el nombre de Adolfo Alsina. En 1949 se le restituyó el nombre de Carhué, de origen mapuche, y se le asignó estatus de ciudad.


El Lago Epecuén es uno de los emblemas de la región. Por su alta concentración salina, sus aguas se pueden aprovechar para usos terapéuticos, lo cual dio origen a numerosos balnearios y a un uso intenso de las aguas mediante el turismo termal. Durante la década de 1980, se produjeron terribles inundaciones. Una de ellas sumergió bajo el agua a la antigua Villa Lago Epecuén, instalada a orillas del lago desde la década de 1920. En la actualidad, el agua descendió su nivel dejando al descubierto las impresionantes ruinas de lo que fue la Villa. Pese a la triste historia de la destrucción de este poblado, hoy sus ruinas se suman a los maravillosos sitios que se pueden visitar en Carhué.