event-single

FIESTA NACIONAL DE LA GALLINA HERVIDA Acceso libre

Sin duda una de las festividades más pintorescas y atípicas, pero con un verdadero espíritu comunitario y popular, se desarrolla en la pequeña localidad de Luyaba. Convertida hoy en un atractivo para el turismo que quiera conocer un poco más la región de Traslasierra, es un evento donde la gallina hervida es la excusa perfecta para la reunión de amigos, familia y el disfrute.

Hace ya casi veinte años, Pocho Fernández, un vecino de Luyaba propuso a sus amigos organizar una fiesta a partir de algo que ya se había vuelto costumbre entre ellos: salir a comer gallinas criollas.


Así, se organizó en los primeros días de febrero un banquete de 200 gallinas, acompañado por música. Un festival de la gallina hervida, cocidas por Pocho y seis ayudantes en enormes ollas de hierro.


Durante ocho años consecutivos los vecinos y algunos visitantes atraídos por el aroma de la gallina dieron su presente. La falta de recursos hizo que Pocho abandonara esta celebración.


En 2012 volvió a realizarse en el balneario municipal, donde hay un espacio bajo una hermosa arboleda, con quincho para recibir al público. Las gallinas se hierven en cada hogar y se llevan al balneario, donde se acumulan en ollas enormes, listas para ser servidas. Allí también se cocinan choclos, papas, zapallo y otras verduras. Tampoco faltan las empanadas, el asado y el chivo.


 


Pueblo habitado originalmente por los aborígenes conocidos como “comechingones”, aparentemente debe su nombre a una voz de su lengua, refiriéndose a “la uyaba”, es decir, la extensión. Otras versiones indican que se trataba del nombre de una estancia religiosa de la época colonial, o bien que “Luyaba” en el idioma sanavirón significa “grandes piedras grises”, con lo cual el pueblo debería su nombre a unos peñascos grandes que se encontraban allí.


Es una pequeña localidad de 1750 habitantes en el departamento de San Javier, en el Valle de Traslasierra, caracterizada por los cultivos de hierbas aromáticas y por las cuevas de piedra, resto de lo que fuera morada de los comechingones.